LITERATURA Y MEDICINA

LITERATURA Y MEDICINA
LIBRO DEL DR. EDGARDO MALASPINA : LITERATURA Y MEDICINA

jueves, 6 de abril de 2017

LA PASIÓN DE CRISTO

LA  PASIÓN  DE  CRISTO

     Por :  Edgardo Malaspina
1

La película de Mel  Gibson “La Pasión de Cristo” desató muchas discusiones. Los   judíos la calificaron de  antisemita  (¿ como todo  El  Nuevo Testamento  ? ) , el papa Juan Pablo II la consideró una versión fidedigna de los Evangelios ,y el Cardenal  Rosalio  Castillo Lara cree que es una obra de arte.
2
Pero algo  quedó demostrado, lamentablemente, por lo que  informó la  prensa  :  las escenas sangrientas y dolorosas  del film no son aptas para cardíacos. Esas  escenas junto a las  de María recordando  la niñez de Jesús al momento de verlo sufrir atrozmente, constituyen  los más valiosos cuadros  de la producción.  Son dos caras de una misma moneda: el odio y el amor.
3
Con respecto a la crucifixión de Cristo existen varios criterios. Los pueblos antiguos practicaron la crucifixión  para aplicar la pena capital. Fue ampliamente conocida en Oriente. Roma  la heredó de los persas y los egipcios. Ahora  bien, los especialistas  señalan que  el reo no cargaba la cruz completa sino sólo el madero horizontal por cuanto el vertical estaba fijo en el sitio de ejecución. En la película se sigue la  tradicional leyenda cristiana  y se omite  la versión histórica.
4
Otro aspecto tiene que ver con la forma de fijación en la cruz .El propio Gibson reconoció que se inspiró en las pinturas de Caravaggio   donde se observa a un Jesús con clavos en las manos. Todo el arte cristiano sigue ese patrón de crucifixión. Los ejemplos sobran:  La Piedad de Villanueva- Les Aviñón de Enguerrand Quarton, El Calvario de Andrea Mantenga, El  Entierro de Cristo de Tiziano, Cristo en la cruz de El Greco, La Piedad  de El Veronés , La Santísima Trinidad y la Virgen de Masaccio, Descendimiento de la cruz de Crogier Van Derweyden, la Deposizione de Rafael ,y otros muchos cuadros de artistas famosos.
5
Leonardo da Vinci tenía un criterio muy distinto con respecto a la colocación de los clavos en la extremidades superiores. Suponía que su fijación en las palmas de las manos traería como consecuencia el desprendimiento del reo por un simple efecto de gravedad. Es decir, los clavos en las manos no aguantan el peso del cuerpo. Cristo debió ser clavado en las muñecas, razonaba Leonardo .No olvidemos que el genio del Renacimiento estudió profundamente la anatomía, hizo muchas  disecciones en el Hospital del Espíritu Santo de Roma y publicó sus investigaciones en el “Manuscrito Anatómico”.
6
No obstante, Gibson en “La Pasión de Cristo” resuelve exitosamente  el problema y sugiere una tercera versión: Jesús es clavado en las palmas de la mano y al mismo tiempo atado con cuerdas por las muñecas.






   


             

No hay comentarios:

Publicar un comentario